ARMARIO DE LA TOSCANA

Hay piezas que son un reto, y este armario realmente lo fue.

Se me presentaba un verano tranquilo sin gran cosa por hacer, solo tumbona y piscina, también tenia preparadas algunas salidas con mi marido e hijos, cenas con amigos…. Necesitaba un descanso y desconectar un poco, pero… este armario apareció y no me pude resistir. Según me explicaron sus dueños, venia de un pueblo del interior de la Toscana. Hacía años que lo tenían guardado en un rincón del garage y ahora se trasladaban a un apartamento frente al mar y querían una decoración moderna pero con una pieza que destacara y tuviera encanto. Estaba todo ennegrecido  con capas de cera y hollín y eso hacia de el un mueble pesado y sucio.

armario3

armario6

Como tenia un ayudante especial, mi marido, la tarea resultó mucho mas fácil. Primero decapamos todo por dentro y por fuera, capas y capas adheridas a una madera de castaño centenaria. Poco a poco se iba viendo la veta preciosa y… también todos los agujeros de carcoma. Había sido restaurado anteriormente ( ni se sabe cuando pero seguro que muchos años) con buen criterio ya que las piezas de madera también eran de castaño y estaban muy bien encajadas.  Nos ayudamos de lana de acero del nº 1 y cepillos metálicos suaves para poder limpiar todos los rincones. Le dimos varias vueltas para que no quedara suciedad en ningún recodo. Es importante saber mover una pieza tan grande, ya que podríamos lesionarnos o destrozar alguna zona del armario,  por lo tanto colocamos unas maderas que lo alzaran unos cm y una manta para poder arrastrar y amortiguar cualquier golpe.

armario7

Una vez limpio, le pasé anticarcomoa con pincel, como no había restos de polvillo, se da por supuesto que no hay xilófagos pero no está de mas la prevención.

armario14

El siguiente paso, fue limpiar todo con alcohol y un trapo para quitar restos de lana de acero y decapante. El reto fue intentar tapar todos los agurejos y galerias, para ello prepare una masilla con tierras naturales, anilinas, aguaplast y cola antigua de carpintero. Su preparación es sencilla, se pone la cola en polvo o perlas en un bote de cristal, se le añade agua hasta cubrirlo y se deja reposar un rato para  que se ablande un poco, después se calienta al baño maría hasta que queda una textura como la miel. Se mezcla bien con las anilinas, el aguaplast y un poco de agua hasta tener la masilla. Con una espátula se va introduciendo en los agujeros y se deja secar un poco, con un trapo húmedo se retira el sobrante. Lijar toda la pieza para quitar los restos.

Con un pincel y la aspiradora quitamos todo el polvillo de los rincones.

armario9

Ya estaba listo para darle pasadas y pasadas de goma-laca. Los clientes querían ver la madera tal cual, sin teñir. No las conté pero creo que di unas cinco pasadas a pincel por dentro y diez por fuera, lo matice con lana de acero del nº 0000 cada tres pasadas. Con cabos y un trapo de algodón hice una muñeca y rematé el trabajo con la goma-laca, pasadas y pasadas….

El resultado fue satisfactorio para mi y los clientes quedaron encantados que es lo más importante.

armario2

armario1

 

One comment

  1. Site says:

    narraba la llegada y los inicios de Ferenc Mate en el mundo del vino. Aqui cuenta sus experiencias durante os mas de veinte anos que ha vivido en la Toscana tanto en el mundo del vino como en la vida en general.

Responder a Site Cancelar respuesta