CAFE DE FINCA

El desayuno es uno de los momentos del día que más me gustan.

Soy mañanera. Después de un buen ejercicio en la piscina, mi estómago empieza a rugir de hambre. Durante un tiempo, mis amigas y yo fuimos de cafetería en cafetería probando desayunos (puedo hacer una guía, no descarto). En algunos sitios el café era bueno pero el bocata no, en otros el café era lo peor, o donde era bueno el conjunto el precio estaba en desacorde, o sea, carísimo. Hasta que por fin en mi tienda favorita de tés y cafés decidieron que tostar café y venderlo no era suficiente; lo mejor era preparar un buen café o capuchino o frappé… y poder tomárselo tranquilamente sentado, y acompañarlo de una flauta de jamón o un trozo de tarta o una galletas.Aquí tienen un surtido impresionante de tés a granel, preparan batidos y… en fin, de todo y bueno.

cafe4

 

 

 

 

 

 

  Entre remodelación y pequeños  cambios ha quedado un espacio increíble. La terraza, ya sea verano o invierno, con sus estufitas y sus sillas tapizadas, queda recogida con una estructura de metal y cristal a media altura, donde una macetas dan la bienvenida por  todos los costados.CAFE

 

 

 

 

En el interior, el diseño italiano de la barra y del mostrador quedan patentes. Unas pequeñas mesas en forma de U invertida y unas sillas plegables con un cojín, que me encanta, de saco reciclado de café, hacen acogedor todo el espacio. Detallazo el de poner unos libros a modo de peana para colocar una monísima cafetera diminuta

cafe6CAFE2

 

 

 

 

 

 

 

 

Qué a gusto paso ese rato del desayuno…

cafe3

3 comments

Deja un comentario