LA CALMA DE RITA

la calma de rita 6

Este verano mi hermano Juan Carlos nos contaba que Isabel, su mujer le habia regalado por su cumpleaños un fin de semana en La Calma de Rita.

No hizo falta insisitír mucho para convencernos de acompañarlos.la calma de rita 3

 

La primera impresión no fue buena… fue inmejorable.

Cada rincón transmite un sentir… las telas, las paredes de piedra, los muebles, todo está cuidado con mimo y se nota que su dueña Montse . ha hecho un buen trabajo.

Según nos explicó Monse, la restauración de la casa duró tres años. Lograr una buena restauración  tiene que transportarte al inicio para ver su historia, pero también tiene que proporcionar la comodidad necesaria para disfrutar de la estancia.

Por mi trabajo,  no puedo resistir la tentación de hacer una valoración del mobiliario. Mucho mueble antiguo con detalles de complementos de decoración, cuadros , cestos, ramos, tarros con velas, ruedas de carro, balanzas…Las salas bien organizadas y aunque parezcan un poco llenas no da la sensación de estar abarrotadas.

En el patio una piscina acorde con su entorno, justa medida para dar ese aire de frescura con el agua en tonos verdosos que por la noche al estar iluminada invita a relajarte.

la calma de rita

Las habitaciones todas diferentes, con personalidad. Limpieza inmaculada en cada rincón y detalles primorosos como la bandeja con un trapito para colocar las toallas pequeñas con el gel, una botella con agua y dos vasos, no podía faltar un jarrón con plantas cortadas del jardín.

la calma de rita 4

la calma de rita 5Una mesa muy bien dispuesta para la cena con una vajilla bonita y un mantel blanco inmaculado, velas y luces tenues. No haré detalles del menú porque reconozco que mi grado de exigencia es un poco alto.

la calma de rita 7

Por las mañanas el desayuno lo puedes hacer en el comedor, en la plaza… donde te apetezca. Tienes un buffet con embutidos de pueblo, pan tostado, con tomate,quesos, zumos naturales, cafe, leche, coca con azúcar por encima, frutas…

En un rincón del patio  y sentados en un banco antiguo tomamos una cerveza, tertulias, risas…cosas sencillas para disfrutar de este magnífico lugar.

la calma de rita 2

Nos fuimos de allí con la sensación de un dèjá vu… pensando que no será la última.

 

www.lacalmaderita.com 

 

 

 

Deja un comentario