PIANO CON CHALK PAINT

Me gusta la música y siempre que he podido he intentado aprender a tocar algún instrumento. He rasgado algunos acordes en la guitarra, he cargado con un acordeón para saber si podría al fin tocar el teclado y los botones mientras abría y cerraba el fuelle con toda la energia, la flauta… y por fin el piano. Cuando iba al conservatorio del Liceo tenían allí pianos muy antiguos, supongo que con el tiempo los fueron renovando. Todo esto me vino a la memoria en cuanto Azucena me enseñó su piano. Negro y grande, y tal como estaba no podían ponerlo en ningún rincón de la casa y  durante meses estaba ocupando un lugar en el garage.

 

pianoLa idea era suavizar el volumen y darle un aire un poco vintage, en resumidas cuentas transformarlo.

piano3

Primero retiré toda la pintura negra que quedaba (ya que habían empezado por hacerlo ellos y el trabajo les resultaba agotador)con pegotes mezclados de pintura y decapante…. Ya sabemos que con chalk paint no es necesario retirar barnices ni pinturas pero en este caso no había mas remedio.

Una vez limpio fui dando pasadas de pintura. Tres fueron las necesarías.

IMG_20141004_110651

Lijar con lija al agua para suavizar y otra de grano un poco mas grueso para resaltar los bordes y perfiles.

Por último cera en pasta y frotar para que luzca color y textura.

piano8

El taburete tuvo el mismo destino de transformación y además lo tapice con una tela suave y rematado con tachuelas.

Ahora ya luce en su sitio y por lo que me han dicho sus dueños de vez en cuando salen bonitas notas creando melodias que acompañen a este piano tan vintage

Deja un comentario